Nuestras Yeguas

Nuestras yeguas se seleccionan según sus aptitudes para la silla, y son excelentes para la doma. Se trabajan en riendas largas y/o se montan. Creemos que es muy importante para conocer su actitud y reactividad. El trabajo continúo bajo la silla nos confirma la rusticidad, la nobleza y el buen temperamento de nuestras yeguas.

Entre nuestras yeguas contamos con una línea muy especial y rara: la del semental Huy de Martinez Boloix (leer abajo).

Historial de cría de nuestras yeguas

Carbonera XXXII

Carbonera XXXII
Año de nacimiento: 2004
Genealogía
Potros:
2008: Atila CVIII
2009: Invasor LV
2013: Gaucho SB
2015: Carbonero SB
2019: Culinan

2022: Preñada de Condor 2

Mora AC

Mora AC
Año de nacimiento: 2010
Genealogía

2022: Cubierta de Condor 2

Nacarina la Hua
Año de nacimiento: 2006
Genealogía
Potros:
2010: Luna Roja (CDE)
2016: Ny II
2018: Navao

2022: Preñada de Resucitado YM

Tuitys Vista
Año de nacimiento:
2004
Genealogía
Potros:
2009: AR Casis
2015: Pan
2018: Tigrys
2020: Thanys

2022: Preñada de Condor 2

Nuestras líneas

Aunque nuestras yeguas provienen de líneas distintas, tienen una cosa en común: Son lineas antiguas de trabajo y de silla, con movimientos amplios, extremidades y dorsos correctos para el trabajo, buenos suelos y bocas muy agradables. Partiendo de líneas clásicas e antiguas, buscamos incorporar líneas que aportan montabilidad, movimientos y buena cabeza para el trabajo, como son Lebrijano III, Panadero VII, VIII y XIV de Miura, Vinatero de Miura y la línea de Deco de la Yeguada Militar. El fin de nuestra selección es un caballo ligero para la silla, con temperamento y a la vez docilidad, con brillo, y dotado con movimientos enérgicos y amplios.

El legado de Huy

Huy, padre de nuestras yeguas Carbonera XXXII y Nacarina la Hua

Una descripción de nuestras líneas no sería completa sin hacer referencia a un semental de Martinez Boloix que, aunque ha dejado poca descendencia, ha impresionado a todos quienes lo conocieron. Era un adelantado de su tiempo, no el típico caballo redondito con crines de los 80, sino un caballo angulado y fibroso, enérgico, y dotado con una gran capacidad para la reunión. Mayorales, ganaderos y jinetes confirman que hacía el mejor piaffe que habían visto, entre ellos un jinete de la Escuela de Saumur.

Entre los muy pocos hijos que ha dejado Huy solo hay dos yeguas de cría, aptas reproductoras, y estamos muy orgullosos y felices de tenerlas en nuestras cuadras: Nacarina la Hua y Carbonera XXXII.

El siguiente vídeo ha sido captado de una antigua cinta VHS y muestra unos segundos del famoso Piaffe y Passage de Huy.

Piaffe y Passage de Huy
Huy con 3 años en el Cortijo las Caleras donde se ubicaba la yeguada Martinez Boloix en aquel entonces. Observamos muchas cosas de su gesto, su morfología y su movimiento en sus nietos.
Las hijas de Huy: Carbonera y Nacarina, dos de nuestras yeguas
Las hijas de Huy: Carbonera y Nacarina
Navao
Nieto de Huy de 2 años: Navao

Video: Tuitys e hijos

Tuitys Vista con sus potros Tigrys y Pan